Roderick Navarro

El Blog de Roderick Navarro

Archivos para Reflexiónes sobre la Política Venezolana

FINANCIAMIENTO DE TRAIDORES, CÓMPLICES Y FARSANTES

Desde que este régimen se instaló en el poder, y como parte de su estrategia comunista para dominar a la población y mantenerse, el financiamiento de alternativas políticas ha sido convertido en delito.

Han prohibido que el Estado financie a los partidos políticos, como estuvo establecido antes en las leyes de la República. Este tipo de financiamiento estatal, por cierto, existe en varias democracias del mundo, bajo el principio de que son los partidos políticos la base de este sistema de gobierno.

Las causas políticas, desde entonces, han venido siendo financiadas por las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que, por su parte, sí podían recibir apoyo financiero del exterior. Muchas ONG se han convertido en importantes agentes politizadores, pero el régimen también convirtió esto en un delito, por considerarlo conspirativo y terrorista.

Estos controles se han erigido como todo un aparato centralizador del financiamiento a campañas políticas desde el régimen hacia la oposición, en algunos casos. Es conocido el desfile de gestores “opositores” por las oficinas de los actuales magnates de la burguesía comunista, testaferros de grandes cantidades de dinero que, cual derramadores de sangre ajena, han vampirizado a la Nación todos estos años. Los contratos con PDVSA y las empresas estatales, a través de familiares y terceros, de miembros de la cúpula de la MUD, generan grandes prebendas – grandes obstáculos para la Libertad.

La Unidad, al mismo tiempo, se ha convertido en la principal receptora del financiamiento de la “oposición” hasta hoy, pues ella es la opción “oficial” y “única” para “resistir”, “alternar” y “afrontar” la existencia de este régimen que confisca la Libertad.

Es perfectamente perversa esta característica del sistema político decadente. Por eso es lógica la actitud de la MUDa reconociendo al ilegítimo pro-cónsul cubano como Gobierno democrático; es lógico que la “oposición” pase la página del fraude de abril; es lógico que les sea “irrelevante” la doble nacionalidad del pro-cónsul y la presencia de cubanos en -por poner un ejemplo- la Fuerza Armada; es lógico que, como socialistas que son todos ellos, quieran “dialogar” para entenderse… y, sobre todo, es lógico que no defiendan el financiamiento abierto y transparente de sus “luchas”. Esta actitud sumisa y pasiva de los MUDos, y su respectiva conducta, son evidencias -en sí suficientes- de su abierta colaboración y traición, constituyéndose un gigantesco obstáculo para conquistar la Libertad y recobrar la dignidad de Venezuela.

Invertir en una gesta auténtica por la Libertad de Venezuela es rebelarse contra el sistema. Es denunciar y combatir la conchupancia entre quienes hicieron que se atornillara el Chavismo en el poder, y los que hoy se autoproclaman ilegítimamente como “Gobierno”.

Financiar una causa política no es un delito, menos aún si la misma obra en contra de este régimen de tarántulas venenosas y sus colaboradores decadentes. Es una contribución para conquistar la Libertad y derrotar al verdadero enemigo de nosotros: el comunismo. El enemigo de Venezuela, en este momento de su historia, no es el “terrorismo”, como lo hace ver el club Bilderberg para el caso de Occidente en general. En este sentido, no es delito recibir apoyo del extranjero: nuestra Guerra de Independencia fue financiada por aliados foráneos del momento. No es delito recibir apoyo de empresarios honorables: con su esfuerzo diario, los cimientos del aparato productivo de nuestro país resisten la total aniquilación. Para todos los socialistas, en cambio, el aporte de recursos por parte de fuentes respetables es conspiración y delito. Pero, ¿por qué? Porque para ellos el poder es un botín, no es una responsabilidad. Sus intereses son esencialmente internacionalistas y, por eso, poco les conviene que la Nación se fortalezca con el ejercicio de la Libertad de las personas.

Venezolanos dentro y fuera del país: vamos a conquistar la Libertad de la Nación y haremos de ella la más grande de América. Quien nació para luchar por la Libertad de su país, está dispuesto a morir. Los que hoy son aún niños, no dirán de nosotros en la Venezuela Futura que en nuestra juventud “dialogamos” y negociamos su Libertad. Contamos con los que aspiran obtener lo mismo hacia lo que apuntamos nosotros – no necesitamos ni a los blandengues conformistas, ni a los mercaderes de la politiquería.

No es un delito, sino un honor, trabajar por el logro de una fractura irreversible de este sistema político decadente; un sistema que hace sentir lástima y vergüenza por el gentilicio.

 

Roderick Navarro

LO QUE PASÓ, LO QUE ES Y LO QUE VIENE

Por @RoderickNavarro de @VFutura

Sin haber pasado ni un mes de haber escuchado el canto de fraude del candidato opositor, me dispuse a alzar mi voz fuera de las fronteras de Venezuela para denunciar tal elemento. Recuerdo que, hasta en la OEA, Chaderton terminó abucheado por tratar de evitar que lleváramos nuestro mensaje, que era claro: el régimen de Maduro es ilegítimo. Recuerdo haberme encontrado con venezolanos en Miami y haberles dicho: “la MUD ganará tiempo para legitimar a este régimen con las elecciones municipales, a final de año, con el mismo CNE”. –Recordando a los incrédulos, hoy puedo escribir en mi diario de guerra que teníamos -Y TENEMOS- razón.

El 8 de diciembre se demostró que el mayor agregado de venezolanos rechaza a la MUD y al PSUV, como alternativas políticas para cambiar a Venezuela. Con todo y el habitual fraude, el PSUV y la MUD no pasan cada uno de 30% de representatividad en la totalidad del padrón electoral. Este domingo fue un incipiente día de desobediencia civil.

Desobediencia, sí, porque los que no votamos compartimos una idea: votar es legitimar al sistema político decadente, en este contexto. Para nosotros, no es normal que un tipo con doble nacionalidad y que se haya robado unas elecciones -con un CNE bajo su mando- esté en el poder; como tampoco lo es que el líder “opositor” lo haya permitido. No creemos que se pueda dialogar con delincuentes que han entregado nuestra Soberanía al comunismo, a-la-Cuba; –no creemos en esos diálogos, que son como los de un martillo con su yunque.

El domingo se hizo sentir que somos más los que rechazamos esta conchupancia tan perversa. Somos más que la MUD. Somos más que el PSUV. Eso ahora lo reflejan los números.

La concepción de partido político que hoy se tiene en Venezuela, fenece. La forma acostumbrada de hacer “política” está moribunda, y sin esperanza de vida. Se reduce la posibilidad de su existencia en el futuro, pero esto no quiere decir que desaparezca.

Una nueva amenaza, en el marco del rediseño de la oposición oficial, está gestándose. Como en este año que viene no hay circo electorero -hasta nuevo aviso-, entonces proponen realizar una “constituyente”. Lo que es más terrible: no solamente se afianza la presencia de los cubanos en la Fuerza Armada de la (ex)República y en todo el aparato del Estado, sino que se lleva adelante el proceso de legitimación ¡con el mismo CNE! ¿Acaso no es demasiado cinismo?

Al mismo tiempo, los resultados de todo esto son para el mundo motivo de burla y pena ajena, y de absoluta vergüenza para nosotros: luego de 7 meses se ha juramentado, en la Plaza Bolívar, el presidente que es -para nosotros al menos sigue siéndolo- ilegitimo; legitimado por los mismos que así lo habían declarado en abril (para nosotros ya lo era desde el 10 de enero). El procónsul cubano-comunista es oficialmente el “PRESIDENTE CONSTITUCIONAL”. Con esto ya no pueden decir que se robó las elecciones, que hizo fraude; mucho menos pueden decir que esto es Dictadura; ¡sería OTRO contrasentido! –Moraleja: entre izquierdistas no se pisan la manguera.

La actitud de los paraguayos es una muestra de que ya no se confía en la palabra de la MUD: no reconocían hasta esta semana a Maduro y ahora, pasada la página, el régimen entrará plenamente al infame MERCOSUR.

El precio de “pasar la página” fueron espacios de poder para los “adversos”. Qué buena fiesta la del plebiscito; todo el mundo se fue feliz con su cotillón a casa. La cúpula politiquera -de todos los colores de rojo- es bastante solidaria y fraterna; mientras siguen dándose la mano y las tres palmadas en el regazo, el enfrentamiento ocurre dentro de las filas de los que adversan a este régimen, –confundidos, muchos defienden sin remedio lo que existe.

Somos oposición radical al PSUV. Somos oposición radical a la MUD y a su generación de relevo. Nuestro rol es, hoy, el de develar el trabajo en equipo que estos actores realizan manteniendo al sistema político decadente; porque el tiempo todavía nos está forjando con la dureza necesaria como para decirle a Venezuela que estamos listos para asumir las riendas de su Historia.

En este sentido ha comenzado una nueva etapa de la guerra. Sí, una guerra en la que vamos a vencer. Una guerra en la que nuestro enemigo es el socialismo en todas sus facetas. Una guerra en la que NO aceptamos ambigüedades ni ligerezas: o se está a favor de la Libertad, o sencillamente se está con ellos. Esta es una conspiración en varias partes del territorio: silenciosa y peligrosa para el sistema político decadente, y mortal para el proyecto comunista continental.

Cuando venga el momento de instaurar las comunas no le asombre que le pidan a usted participar, porque “como demócratas, no se dejan los espacios vacíos”.

La MUD no es mayoría. El PSUV no es mayoría. Mayoría somos los que estamos hartos de esto.

Aut Libertas aut nihil.

LA OPOSICIÓN FUERA DE LA MUD

Quien se opone a este régimen es opositor. Punto. Pero hoy quien oficialmente es su contraparte para optar al poder es la MUD, a la que yo llamo por eso, la “OPOSICIÓN OFICIAL” que es la que reconoce el régimen como su media naranja. Tan es así, que la razón de ser de esta oposición es la existencia y permanencia del régimen –que dicen democrático cuando no lo es- de lo contrario ¿a qué se opondrían? Eso no quiere decir, que quienes se opongan al régimen fuera de la MUD no son opositores, ni mucho menos “paja loca”. Esta puerilidad última, hace legítima una postura compartida por quienes no somos afines a la acción política de la MUD pero seguimos adversos al socialismo -los que realmente nos oponemos, no incluyo aquí a los que con el pretexto de ser “críticos” se han desligado de la MUD para seguir siendo parte de los intereses del régimen-.

¿Por qué no somos iguales a ustedes, señores MUD? porque no todos creemos coherente ir a votar con el mismo CNE que les hizo fraude en Abril: no se empeñen en obligarnos a pensar de esa manera que quieren. Muchos hemos ido hasta el final por nuestras convicciones y banderas desde el movimiento estudiantil, a pesar de todos los riesgos. No podemos respaldar la cobardía demostrada al no defender la “victoria” que tuvieron en Abril, con la barata excusa de la “paz”. Para muchos, la Libertad es nuestro valor supremo ¿Por qué nos quieren obligar a que valoremos por encima de ella a la igualdad con el disfraz de “justicia social”, como los que hoy están en el poder? Por eso nos llaman “Radicales, infiltrados, saboteadores”… adjetivos usados con el empeño de igualarnos a ustedes a través de la culpa; una actitud despreciable, además, propia de los que hoy ilegítimamente están en él poder.
No somos pares con ustedes, asimismo, porque nosotros si podemos decir que le ganamos a Chávez cuando estaba vivo: nosotros si recordamos quienes estaban sugiriendo con vehemencia que aceptáramos una victoria del Gobierno la tarde-noche del 2 de Diciembre del año 2007.
Muchos no somos como los jóvenes sumisos del madurismo, que hacen silencio ante lo que no les gusta y van en contra de sí mismos. NO. Somos muy diferentes y por eso decidimos luchar con ustedes al incorporarnos a la política, al principio. No esperen que los jóvenes seamos tan sumisos como los del PSUV; No esperen de nosotros silencio y acompañamiento de las cosas que no concuerdan con nuestras conciencias; No esperen de nosotros más perdón por errores: ya 15 años han sido más que suficientes. Decidimos empuñar nuestro destino valerosamente, como lo han hecho los hombres que han cambiado la historia de sus naciones. Por eso, hoy nos oponemos al régimen, pero no con ustedes.
Tienen hoy una responsabilidad y un perfil: no nos culpen a nosotros por no dar la talla. Nosotros tenemos un rol definido en la historia política de Venezuela y lo estamos cumpliendo. Preocúpense por los crédulos que aún les rodean; por los que con desgano siguen en la misma agenda que ya lleva años sin cambiar; por los que están por dejarles solos; por los que no les responden mensajes ni convocatorias. Preocúpense.
La guerra es contra la decadencia, venga de donde venga, porque Venezuela no puede seguir siendo víctima de la premiación de lo mediocre. Por eso les digo: midan sus palabras con cuidado, porque se acabó la época donde asumíamos sus discursos como santa palabra: ustedes son los que necesitan de nuestro voto como ciudadanos, nosotros no les estamos “pidiendo el favor” de que nos gobiernen.
Quien quiera contar con el apoyo de los que creemos en la Libertad tiene que ganárselo, tiene que merecérselo: ya basta de tanta “paja loca”.

Respeto, a quien respeto merece.

@RoderickNavarro
@VFutura

A LA COMUNIDAD VENEZOLANA EN MIAMI

Hermanos de la comunidad venezolana en Miami, EEUU:

En el pasado mes de Mayo, estuvimos allá advirtiendo que Henrique Capriles no defendería los votos que había obtenido el pasado 14 de Abril, luego de haber cantado fraude; que respondía a una estrategia silenciosa para ganar tiempo y legitimar a Maduro; que convocaría a las elecciones municipales como si nada hubiera pasado; que este sería el primer paso para un revocatorio y elecciones a la AN: PARECE SER QUE TODO SE HA VENIDO CUMPLIENDO. Nuestra preocupación para el momento, respondía a que él desconvocara a la calle cuando la gente había salido a defender su Libertad, cansada de este régimen de criminales que le han hecho el daño más terrible a la Nación en lo político, lo económico y lo moral.

Luego, fuimos a la 43° Asamblea de la OEA en la ciudad de La Antigua, Guatemala, en el mes de Junio, para exigirle al Secretario General Insulza que se activara la Carta Democrática Interamericana. En su esfuerzo por decir que “no había ambiente para hablar el tema venezolano” no le quedó otra opción que escucharnos, apoyados además en los grandes aliados que encontró la causa que hemos empuñado desde Venezuela convertida en una preocupación Americana en ese espacio: la Libertad. Le dijimos delante de todo el continente a Chaderton de su ilegitimidad y usurpación, de su entreguismo al Castrismo y que por ende no los reconocíamos como venezolanos: son enemigos de esta Generación.

Pero más indignación hubo, cuando la oposición oficial, mantuvo silencio al respecto. ¿Pero por qué le denominamos la “Oposición Oficial”? porque es la que reconoce y legitima el régimen. Esta, aun cree que esto es un “Gobierno” pero peor aún, creen que esto es una “Democracia”, de tal manera que, son los portavoces -para nosotros: los adormecedores- de todos aquellos venezolanos que se resisten a ceder su Libertad a cambio de “tranquilidad y dependencia”: por eso, llaman a votar el 8 de Diciembre entusiasmados y contentos.

Aquí los jóvenes no queremos desperdiciar nuestra época en un perenne autoengaño: estamos al servicio de nuestra Libertad, que significa la Libertad de Venezuela. Asumimos el rol que mejor podemos cumplir: el de luchar con fuerza. Eso significa decir las cosas como son, porque no tenemos más nada que perder, sino nuestra vida. La Nación requiere de la voluntad que tienen los hombres para vivir, no para ser esclavos; necesita del coraje de todos, no de sus cacerolas o sus comparsas; la Patria necesita de hombres valientes, no de cobardes.

Venezolanos, evalúen con los lentes de la realidad puestos, no con los de fantasía: hoy el ilegitimo, el títere de la dictadura castrista, está en el poder, no está ocurriendo otra cosa. En su momento más frágil, la oposición oficial decidió oxigenarle, y ahora lo hace abiertamente. La economía de nuestro país está al borde del colapso: ya un dólar costará más de 50BsF en menos de dos meses, ustedes no se imaginan como es sobrevivir en situación semejante. ¿No se imaginan como están siendo criados nuestros niños? ¿No se imaginan como es vivir con miedo constante? ¿No se imaginan el dolor de barriga que da escuchar “el tiempo de Dios es perfecto” como respuesta cuando se llama al combate? Ahora Capriles, propone talentosamente  impugnar en la OEA las elecciones.

Estamos en contra de los que negocian la Libertad de nosotros, y de ustedes que son parte de esta historia, por eso, les pido que no solamente evalúen con la cabeza, sino con el corazón.

Roderick Navarro

@VFutura

LA (DE)GENERACIÓN YOGURT

LA DEGENERACIÓN YOGURT

En la última década venezolana, he visto cómo la juventud ha sido la energía vital de los muertos, aprovechándose de los mejores años de facultad creativa de aquellos, para después convertirlos en los constantes frisos de las grietas que deja el paso del tiempo, en los cimientos de la organización política que hoy dice tener “fuerza y juventud” con voz senil.

Actores eruditos han convertido a una Generación, en una degeneración, donde la política no tiene sabor, donde les enseñan a no tener voluntad de poder, que es lo mismo que responder a “objetivos de supervivencia” para los agentes que mantienen a los “jefes” en su idea de la “normalización democrática”, que por cierto, no estamos viviendo.

Han aniquilado lentamente sus propias tradiciones, entre las más importantes las intelectuales, las académicas y las principistas. Hoy lo tradicional, reposa en lo cumpleañero y poco trascendental para los intereses de la Nación y de los individuos. La juventud reside en las nuevas almas que se integran a la institución bajo el influjo de la admiración de las obras de sus fundadores, cuyos retratos cuelgan de las paredes como eternos adornos, quedándose siempre en el plano del pasado, pero nunca dirigiendo la vista hacia adelante, como harían los grandes.

La decadencia se encuentra en la devaluación de sus valores, que se materializa sin mucho esfuerzo en la Acción anti-Democrática de la praxis, adueñándose de la carrera política de dirigentes e individuos que creen en las glorias que más nunca sucedieron, a través de concesiones y permisos para “ser”.

¿Desde hace cuánto no se transforman las ideas que le dieron vida a la organización? Desde antes de que hubiéramos nacido: no es menester pensar en el país sino ir a las fútiles elecciones. ¿No es un reflejo de lo decadente que ni siquiera tenga un nombre que presentar a la candidatura presidencial, luego de haber conducido los destinos de la Nación en varias oportunidades? Sí lo es, pero para engañar a los que están y a los que vienen, les dicen que lo importante es la unidad. ¿Acaso no es un despropósito formar políticos de Nación? ¡Absolutamente! Si fueron jóvenes que se convirtieron en hombres los que dieron pasos decididos a cambiar la historia del país, cumplieron su misión más se fueron sin legado: no les interesa que surjan nuevos. ¿Pero cómo no dejaron legado, si hoy cumplen 72 años? Simple: porque los más ilustres ya no están y las cucarachas se quedaron cuidando los recuerdos.

Es un propósito más bien mantener la oscuridad, la podredumbre disfrazada de glorias, ese vestido de color puro, desteñido por el tiempo, de laureles ya marchitos, pero que invoca su valor aún en algunos.

Hombres estos, que dicen además que esto no es una dictadura, SINO QUE ES UNA DEMOCRACIA, son los que hoy hacen que se revuelvan en la tumba sus padres fundadores: despreciadores del talento de los jóvenes que más cambios representan y que por eso señalan como peligros para la “organización”, por ser belicosos y rebeldes. ¿Pero no le han dado espacios a la juventud en las concejalías y alcaldías? Condicionadas migajas. ¿Y los jóvenes no son el futuro? Para ellos no existe el futuro, porque ya lo vivieron, y su misión responde a un sistema político que inventaron, se formaron en él y que sigue vigente; en el que se sienten cómodos, intocables y además necesarios, por poseer la “experiencia” en lo que a venezolanismos políticos concierne, haciendo de la obediencia su valor supremo, en la mediocridad del socialismo, su corriente de pensamiento inherente.

Son hombres que acuchillan la pasión de Libertad venezolana, convirtiéndola en materia de canje y trueques, oprobiosa manera de concebir la existencia que convierte la resistencia a la opresión en paciencia y convivencia.

Hermanos de esta gesta:

Hoy no somos pares. Les utilizan con vehemencia, haciéndoles involucrarse en un mundo no-verdadero; la fraternidad no existe, más bien las sañas cainistas están vivas; fomentan la lucha de clase para enfrentar a los hombres, en vez de darle valor a la individualidad de cada uno y apreciar los esfuerzos por ser mejores; el desprecio al liderazgo y al talento es doctrina: quien sobresale es mal visto y hay que acabarle. Si no besas la mano del patriarca, si no obedeces y no tienes la bendición del padrino, entonces no tienes posibilidad de abrirte camino a una fructífera carrera política.

¿Y creen ustedes que esa es la manera de cambiar el destino de la Nación venezolana? Yo creo que no es así. ¿Creen que cada día que pasa, son más jóvenes? Yo estoy convencido que no. ¿Cuál es el proyecto que tienen en sus corazones y conciencias como políticos: repartir para siempre panfletos, pegar afiches, llevar maletines, jalar mecate o servir de fichas para los intereses de otro y así entonces ser moralmente “buenos” para los jefes? Piensen y véanse en donde estarán en 3 años.

No se desprecien compañeros: no se fermenten, no se pudran. Son valiosos, son importantes para liberar a la Nación del comunismo más terrible que tiene en jaque el destino de Venezuela. Nosotros tenemos una responsabilidad de oro, por eso hemos nacido en la misma época, por eso nos encontramos en la política, por eso somos una Generación.

Que nadie los degenere. No permitan que los conduzcan a la decadencia: ¡acabemos con ella! No obedezcan a las intenciones de aquellos sino a los suyos propios, es acaso vuestra más acuciante responsabilidad venezolana en nuestros días, porque ustedes son los que le dan valor agregado a la organización, no es de la forma contraria. Les ofrecen “formarlos” pero finalmente los deforman. El talento que tienen, lo tendrían estando o no en ese espacio.

Andrés Eloy dijera en el ´36 que ya se había “echado al mar los grillos de los pies”, que ahora era menester quitarlos de la cabeza de los hombres porque “la ignorancia es el camino de la tiranía”  y en este contexto les digo: derrotemos a la tiranía en todos sus espacios y niveles.

Por cierto, vuestro sempiterno Secretario General, precisamente generalizó como  lo hiciera el difunto Chirinos en su momento, en catalogar a esta Generación no como la “boba” sino como la “Yogurt”: -textualmente- la que se cuajó en 8 horas y se empichó en 15 días. No permitan que los empichen como el yogurt en su color sin sabor, anti-natural, veneno de color blanco.

 

Roderick Navarro

@VFutura

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30.669 seguidores

%d personas les gusta esto: