NUESTRO MENSAJE A LA CELAC

                Latinoamérica es un solo pueblo de libertadores, porque nuestra historia nos ha envuelto en una eterna alianza contra la tiranía. Nuestra región hoy da pasos agigantados hacia la integración, pero no puede ser más discapacitada la voluntad de nuestros gobernantes que bajo el influjo de la exclusión de los pueblos que albergan a muchos de nuestros compatriotas, unan con lazos al grande pueblo del continente Americano. ¿Es que acaso es tan difícil que la tierra más fértil por su gente y sus recursos estén bajo una sola consigna? ¿Es que acaso puede más el resentimiento heredado del pasado sin haber aprendido que las grandes catástrofes que marcaron la historia de otros continentes, con madurez en el tiempo lograron superar sus macabras diferencias? Creo fielmente, mis amigos del presente, que hay algo más allá que impulsa los intereses de nuestros gobernantes y que la gesta que nos ha convocado, reivindica más la autodeterminación del pueblo americano desde el polo norte hasta el polo sur.

                Dejar a la impunidad libre es tan solo una sola forma de conspiración legal y compromete la salvación de nuestros pueblos. Mientras que desde el terreno del ALBA se pretende reconstruir bajo la ideologización un poder que no existe, desde su propia concepción política, la extinta estructura de la URSS en alianza con los gobiernos democráticos y sus intereses económicos por sus “diplomáticas” relaciones con los grandes países petroleros del sur, no hay ni siquiera un paso severo en contra del daño en torno a nuestros avances en ser una comunidad más amena y mas integra. Nos separan las grandes distancias, pero no nuestras culturas, nos separan los avances, pero no nuestra fraternidad, pero ahora nos quieren partir en dos, en americanos de uno u otro nivel: en el norte y el sur, y nadie parece dar un parado a este sacrilegio americano.

                La garantía de la determinación de nuestros pueblos está en la autonomía de la justicia de nuestras naciones, en sus principios y en la integridad de aquellos que tienen la responsabilidad de llevarla adelante, en los que tienen la responsabilidad de gobernar, y en la fiel y firme convicción de los ciudadanos. ¿Acaso es tanto el temor a los países más desarrollados del continente y la globalización? ¿Acaso no podría ser Latinoamérica quien en un gesto de madurez y de evolución política pueda derrotar al imperialismo pero en nuestras propias trincheras estando a favor de nuestros pueblos y no en contra de los otros? ¿Es acaso tan difícil romper los lazos que nos diferencian y fortalecer a los que nos unen? Creo que nuestros grandes padres fundadores libertadores se preguntan en cada paso que dan nuestros gobernantes que habrán hecho realmente tan mal y que será del futuro de los hijos nuestros que aun no están por nacer.

                La razón debe estar en las decisiones de nuestros gobernantes, sino reinarían el crimen y las pasiones de los que gobiernan, acaso los más graves y peligrosos enemigos de la libertad. Las leyes de nuestros pueblos se encuentran amañados en los negocios de los que tienen la digna responsabilidad de conducir los destinos de nuestras naciones, pero que pena que prevalezca la impunidad por encima de todo y la felicidad de nuestros pueblos queden en segundo plano. Es la hazaña americana que nos hemos propuesto desde el nacimiento de nuestras acciones, la que nos han convocado a romper con los paradigmas que nos tienen atados al siglo XX, sin ningún tipo de avance que nos integre como una comunidad homogénea dentro de la heterogeneidad de nuestras propias culturas. De tal manera que siempre nos acompaña la razón, cueste lo que nos cueste, y angustie a quien angustie.

               No cambiaremos las cadenas por nuestros destinos y estamos resueltos a ello. No cambiaremos nuestros principios sin importar que tan costosos sean para nosotros políticamente a por la soberanía real de nuestros pueblos, porque lo único que tenemos que perder en el tiempo que tenemos de vida, es la juventud, y si ese es el costo que hemos de pagar, pues la historia sabrá absolvernos. No encontramos otra razón para combatir al miedo que se induce desde el poder, y creo que es esa misma razón la que los ha motivado señores y señoras presidentes y presidentas de sus republicas, a llegar hasta los puestos de conducción de sus pueblos y que hoy nos lleva a preguntaros con mucha certeza, ¿para quienes entonces han trabajado todo este tiempo en la política?

                Estamos hechos para combatir a la impunidad, al crimen, no para gobernar con ellos. Y es nuestra postura latina la que queremos dejarles el día de hoy, a los jóvenes como nosotros del continente, que no hay tiempo para quedar de brazos cruzados siendo espectadores de quienes cotizan nuestros principios y valores nacionales en el mercado de los mejores postores, sino que hemos de conquistar el poder para asumirlo con responsabilidad, respetar las leyes y ejercer la función de gobierno como lo indica la naturaleza y está escrito en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Soñamos con toda la tierra americana conjugada en un solo pueblo de hermanos.

 ¡¡Somos hombres libres, iguales y hermanos en América!!

¡¡Abajo la tiranía!!

Es hora de constituir entre nosotros la Democracia de Latinoamérica, desde ahora, un principio Americano.

Roderick Navarro

Anuncios
Acerca de

Estudiante de Ciencias Políticas. Fuí Presidente de la FCU-UCV en el 2010. Miembro de Venezuela Futura. Miembro de la Red Democracia Joven de las Américas. Político y escritor. La Libertad es mi valor supremo. Rod Navarro

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Manifiestos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recibe la actualización del Blog a tu e-mail
Rod’s Pages / Páginas de Rod
A %d blogueros les gusta esto: