EL SUEÑO DE MI CONCIENCIA

La igualdad nos quiere seguir mandando,
al golpe del energúmeno látigo sobre nuestras manos que quieren sembrar el futuro.
Él insiste en mandarnos.
Pero nosotros,
nos resistimos y con el esfuerzo de la vida recuperamos la tierra donde crecían nuestros alimentos, donde se hacían casas para vivir,
donde el ganado era nuestro,
donde el sol brillaba para todos y cada árbol procuraba la brisa recatada a quien la quisiera.
Esa tierra donde había un vínculo de amor entre la naturaleza y el hombre,
se desvanece remisamente.
Pero sigo sembrando.

Cada golpe del chinche rebenque es una desventura,
cada cicatriz es una sonrisa menos que extraño,
cada gota de sudor o de sangre un manifiesto,
Cada muerte es una lágrima,
cada hambruna es un momento que quiero olvidar,
pero me acompaña la paz cuando pienso.
Mi salvación es la idea: franca, intangible, tan mía como la vida,
mi propiedad,
que no me la puede quitar el que manda,
que no es esclava de la necesidad ni los oficiales,
Inajenable y mía,
de nadie más.
La idea de la emancipación suprema, mi libertad infinita,
es mi acontecer ahora diario.
Algo la abriga del frio insolente capataz de la tiranía,
su ministro atolondrado y vigilante de su verdad.
Su voz de mujer, invisible, su voz de hombre, fuerte,
le susurra siempre,
le enamora ahora.

Escucho esperanzado,
cierro los ojos y me concentro.
La brisa parece interrumpirme atrapado en los ruidos del silencio,
pero al fin escucho muy lejano,
como las estrellas que tocar no puedo,
a nuestras voces juntas como un ariete furioso de dignidad,
demoledoras del muro de la sordera con voz de gigante,
con pasos de gigantes,
¡Un sueño gigante!

Mi conciencia tiene un sueño,
que es el de mi pueblo que al dormir pero también despierto se esfuerza por sentirlo tangible.
Mi pueblo quiere ser libre.
Mi pueblo conoce la esperanza.
En los cuatro puntos cardinales de veredas y caminos por dónde van los recuerdos de la gente,
se invoca su espíritu.
En cada casa y conciencia genera aliento y rompe cadenas,
aniquila a la tristeza y sus adjuntos.
Ella viste pureza y atrevimiento animando a quien escuche su canto,
que es el propio canto encontrado en el alma del pueblo.
Imagino:
como abren los ojos, dan muchos pasos y corren al paso de ella los niños que serán adultos,
padres y madres del futuro que no podre ver siquiera.
Brincan alegres en medio de un acantilado de sueños,
lucen radiantes sus sonrisas inocentes,
cada una un país diferente,
una estrella de la bandera.

El tiempo me reta a no seguir en mi idea y vuelvo sin más remedio.
En este momento de los esbirros,
nuestros relojes de arena se achican y ellos quieren cambiarlo de forma.
Son parte de una coalición de disputas,
en una misma embarcación navegando en el río que corre indetenible por la sombra,
de una tripulación pretérita que pretende no morir nunca.
Su discurso espanta a las estrellas.
Sus promesas nos hacen esconder nuestras miradas en los arbustos.
Pareciera que se devuelve el día y primero es la noche en su compañía.
El aire se extingue cuando me piden esperar paciente por el futuro de la incertidumbre.
La vida la enjaulan en casillas de almanaques y con eso,
desaparece el momento dulce de la inspiración con violencia en el tiempo,
sin mirar atrás.

Pero no me irrito,
no me conmuevo,
me solicito en mis pies de nuevo para seguir el paso fuerte del guerrero,
el que no se cansa y que no desmaya,
el que es capaz de proteger al más débil de la causa.
Deje de ser yunque.
Deje de ser la espalda donde se estampa la cuchillada de la ignorancia.
Te conozco esperanza tan sublime,
tan bella que suprime al hambre y me saca de la pobreza.
Te conozco de frente porque me has dado la idea,
me has alimentado con inteligencia y el producto de mi trabajo me hace libre.
Sigo labrando la tierra para la siembra,
sigo con mis manos desnudas,
porque de la Nación es la cosecha.

Te tengo a mi lado sin volar a lo lejos, de la mano conmigo como la sombra a su dueño.
Miro al horizonte,
llegó la primavera,
con ella la esperanza.

Anuncios
Acerca de

Estudiante de Ciencias Políticas. Fuí Presidente de la FCU-UCV en el 2010. Miembro de Venezuela Futura. Miembro de la Red Democracia Joven de las Américas. Político y escritor. La Libertad es mi valor supremo. Rod Navarro

Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Poesias y Cuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Recibe la actualización del Blog a tu e-mail
Rod’s Pages / Páginas de Rod
A %d blogueros les gusta esto: